Archivo de la categoría: 26 Catalunya

Catalunya, inicio y fin de mi primera vuelta al mundo


Cadaqués, una postal perfecta de la costa catalana

Cadaqués, una postal perfecta de la costa catalana


La tierra es redonda. Si sales de Barcelona un 15 de febrero de 2010 y vas hacia el Este llegas a Asia, luego hacia el Sur y topas con Oceanía, sigues hacia el Este y te encuentras con Sudamérica y finalmente otro toque de Noreste y estás de nuevo en Europa, llegas al mismo lugar en algo más de 16 meses. Mi primera vuelta al mundo ha durado 507 días. Aterrizaba en Frankfurt y luego en Girona el 9 de julio de 2011. Y tras disfrutar de familia y Costa Brava llegué a Barcelona, de nuevo, el 13 de julio, 512 días después de zarpar en el Grimaldi a Roma aquella lluviosa noche de invierno en el puerto de BCN. Me emocionaron profundamente, aunque por motivos distintos supongo, tanto la partida como el regreso. Y el momento del retorno en el más cosas se movilizaron dentro de mi fue cuando empecé a divisar y reconocer Catalunya desde el aire. Sentía un inmenso SÍ interior. Y lo he disfrutado durante un par de meses. Me gustaría dar un par de vueltas al mundo más (una en diagonal, pasando por los países del Este, cruzar Rusia y Mongolia con el Transiberiano, ir a Hong Kong, Filipinas, Japón, Alaska, Canada… y otra en vertical, pasando por Africa, la Antártida, las islas del Pacífico, el Polo Norte y los países escandinavos). Y me parece perfecto que mis próximas dos vueltas al mundo, como la primera que acabo de dar, empiecen y terminen en Catalunya. El viaje ha sido el mejor regalo que me podía haber hecho, y va a ser difícil de superar. No sé si haré dos vueltas más, pero sé que es fundamental tener sueños y salir a perseguirlos. Y también he aprendido a lo largo de los kilómetros recorridos que cuanto más se centra uno en el momento que está viviendo, más se ensancha la vida y se disfruta cada experiencia. He vuelto lleno de vivencias. El mundo, su naturaleza y su gente me han regalado belleza, sabiduría; amor. Me siento en deuda. Y no es una carga, para nada, es un placer. Me siento afortunado y privilegiado por haber podido hacer mi camino. Y también porque tengo ganas de seguir transitándolo. Quiero vivir y trabajar para el mundo, su naturaleza y su gente. Pertenecemos a los tres grupos, así que al volcarnos en ellos estaremos cuidando de nosotros al mismo tiempo. Es la fórmula para sentirse bien, plenos. Llámalo karma, llámalo amor, felicidad, lógica, sentido común o Leyes del Universo. Da igual. La palabra, en este caso, es lo de menos. Lo importante es la idea. No tiene sentido la lucha contra nosotros mismos. Ese camino ya está agotado. Ahora hay que buscar otros.
OBERT - ABIERTO - OPEN  (el blog, la mente, los ojos, el corazón)

OBERT - ABIERTO - OPEN (el blog, la mente, los ojos, el corazón)

Anuncios