Archivo de la categoría: 07 India

Dejando atras las verdes colinas


 

el tren de miniatura entre Ooty y Coonor

el tren de miniatura entre Ooty y Coonoor

 

Dos meses de viaje dan para bastante. Para ver unos cuantos lugares increibles. Comer cosas raras. Dormir en mejores y peores habitaciones. Ir a todo tipo de toilets, WC, a todo tipo! Y para pensar un buen rato. Dos meses sin altibajos emocionales. Excitado todavia por el inicio de la aventura. Pero un largo viaje da para todo, para buenos y no tan buenos momentos. Y justo cuando estaba empezando a sentirme raro, como cansado o vago por primera vez desde que salí de BCN, lo que parecía que se estaba convirtiendo en un primer estado de melanolií, el guión da un giro de 180 grados al conocer a dos personas encantadoras que me cambian la dinámica y el estado de ánimo. Durante el viaje uno va conociendo a gente muy interesante: Lee de Hong Kong, Fernando de Brasil, Goar de Tenerife, Olivia y Jon de Baltimore, Emma & Polly de Londres, Marie, Daisy… y ahora Sandrine de Bruselas y Emma de Glasgow. Con ellas dos recorrí las plantaciones de te y al dia siguiente me subí a uno de los trenes con mejores vistas del mundo. El tren de juguete de Ooty a Coonoor. Muy recomendable. Sobre todo si se tiene con quien compartir, como todo lo bueno.

Emma, Sandrine & BR1, paseando por las plantaciones de te

Emma, Sandrine & BR1 paseando por las plantaciones de te

Ooty, por fin un poco de verde


habitantes de Nigiri Hills, a 10Km de Ooty

habitantes de Nilgiri Hills, a 10Km de Ooty

Me habian robado la primavera. Del pleno invierno de Barcelona, me fui con la mochila a Roma y Napoli, y seguia siendo invierno. De ahi a Egipto y la India, calor de locos, de pleno verano. Pero ahora, en Ooty, estoy teniendo unos dias de primavera. Estas son las colinas de Nilgiri que sedujeron a los ingleses para resguardarse del calor del resto de la India. Plantaron te, abrieron hipodromos, jardines botanicos, palacios, residencias de verano. Ahora es lugar de turismo interior. Es aqui donde se refugia la gente de la India cuando quiere verde, temperatura fresca y naturaleza. En el parque natural se pueden ver animales de todo tipo: elefantes, ardillas, monos, bufalos, tigres… no, no, todavia no vi ningun tigre. Recomendables el jardin botanico y, sobre todo, la excursion por las plantaciones de te. 18 Km a pie atravesando campos de cultivo, aldeas y montes con eucaliptus y pinos.

plantaciones de te en Nigiri Hills, Tamil Nadu

plantaciones de te en Nilgiri Hills, Tamil Nadu

De paso por Bangalore y Mysore


carteles pegados por las calles de Mysore

carteles pegados por las calles de Mysore

Sigo bajando hacia el sur de la India. Mis ultimas paradas en Karnataka han sido Bangalore y Mysore. Bangalore es una de las 5 ciudades mas importantes de la India, capital de las nuevas tecnologias y de las empresas de internet, con bares y clubs fashion y tiendas de moda. Mysore fue tierra de Maharajas y ahora una capital del yoga hindu. Ambas ciudades son interesantes para quien le apetezca una ciudad. No es mi caso. Estoy saturado de bocinas y densidad de poblacion: El Cairo, Bombay… y todo el acoso al turista de Giza, Luxor, Aswan, Hampi… Quiero verde, naturaleza y un poco de calma. Asi que, le dedico menos de 3 horas a Bangalore y un dia a Mysore. Mi siguiente parada Ooty. Promete.

Colores, olores, ruido, gente, animales, vehículos…


colores imposibles en el mercado de Mysore

La India no es pais para minimalistas. De esta forma empieza la guia del Sur de la India de Footrprint que tengo, y por lo que he visto hasta ahora me parece una frase muy acertada. Y eso que a mi el rollo zen me va bastante. La tranquilidad, armonia y refinamiento que tienen los japoneses y los escandinavos es algo que me gusta. Y sin embargo la India, que estaria en las antipodas de esas culturas, me esta resultando una experiencia de lo mas enriquecedora y mucho agradable de lo que me esperaba. Buena gente, buen caracter, buena conexion a internet, musicas divertidas y excelente comida. Es el paraiso del vegetariano!! Arroz, verduras al dente, salsas perfumadas, picantes de todas las intensidades, samosas, dosas, cocos para beber, bananas super dulces, mangos exquisitos… y si, alguna carne -pollos al curry o tandoori, mi variante preferida, pescados cerca de la costa- aunque la mayoria de los restaurantes son vegetarianos.

Dos meses de viaje. Hampi


puesta de sol en Hampi, Karnataka

puesta de sol en Hampi, Karnataka


Hace dos meses que me fui de casa. Y me siento bien. Al principio dudaba de todo, especialmente antes de empezar el viaje. Pero ahora empiezo a tener claras algunas cosas como por ejemplo que hice bien en dejarlo todo, romper la inercia y emprender este camino. Un viaje interior y exterior. Una de las dudas era “hago un blog o me impedira desconectar todo lo que necesito?”, ahora veo que poner en marcha este planBR1.com ha sido un acierto por muchos motivos. El mas importante: las respuestas y reacciones de familia, amigos, conocidos y desconocidos a traves de los comentarios en el blog. No me lo esperaba. Me sorprende, reconforta y, en algun caso, emociona.

Hace dos meses que sali de Barcelona. Ahora estoy en Hampi, Karnataka. Una poblacion de 3000 habitantes, que llego a tener un millon y medio en su epoca de maximo esplendor, en el que vendian diamantes y perlas a kilos, tenian el monopolio del comercio de productos como el algodon y construian increibles templos que hoy, 5 siglos despues, se mezclan con el paisaje increible de rocas lisas gigantes, rio, vacas y palmeras.

partido de cricket infantil en un campo improvisado de Hampi

partido de cricket infantil en un campo improvisado de Hampi

Gokarna. Vacas en la playa.


BR1 a juego con los colores vivos de una casa de Gikarna, Karnataka

BR1 a juego con los colores vivos de una casa de Gokarna, Karnataka

Gokarna es un pueblo encantador y sagrado de la costa de Karnataka. En sus calles un monton de templos y puestos de mercado dirigidos casi tanto a los locales como a los turistas. Si quieren estudiar sanscrito, esta es la capital. Se respira tranquilidad. Nada que ver con la locura y la densidad de Bombay. Ademas del pueblito de Gokarna, hay cinco playas, pero las buenas son tres: Om, Half Moon y Paradise. El alojamineto elegido ha sido Nirvana en Om Beach, una delicia. Si van, no se pierdan el camino entre las rocas y las palmeras que hay para llegar a Half Moon y Paradise que son mucho mas silvestres. En Om beach ademas de palmeras hay perros y vacas viviendo en la playa, en serio.

IMG_1767

Palolem, al sur de Goa


puesta de sol en Palolem

puesta de sol en Palolem


Tras unos dias en Bombay, llega el momento de bajar la costa oeste y empezar por una bonita playa al sur de Goa. El camino: una noche de tren y un taxi compartido con otros viajeros. La temporada alta de turistas ya ha llegado a su fin. Se acerca el calor extremo previo a los monzones de mayo. En Palolem a mediados de mayo desarman todo lo construido con madera en la playa hasta que pasen los monzones. Nos vamos a tomar un descanso.

Llegada a la India, Bombay


mercado callejero en Bombay sur

mercado callejero en Bombay sur

El mapamundi de mi vida se expande hacia el Este. Ya estamos en la India. La entrada ha sido a través del puerto de Nhava Sheva, y de ahi directos a Mumbai (Bombay). El primer impacto es fuerte, pero con la idea que tenía por todo lo que me habían contado, sumado al hecho de venir de Egipto, me ha reducido bastante la bofetada inicial prevista. Mucho calor, mucha humedad, colores, olores, animales y puestos callejeros de todo tipo: peluqueros, mecanógrafos, verdulerías, jugueterías, fruterías…
Los cuervos dejan en segundo plano a las palomas, y arman mucho más escandalo, y más siniestro, que las cotorras argentinas verdes que hay en Barcelona. Estoy en el sur de Bombay, en el barrio de la estación de tren central, Victoria Station le pusieron los ingleses. Vuelvo a ir con el agua mineral a cuestas hasta para lavarme los dientes. Cualquier precaución es poca. Mi primera impresión es muy positiva, pese a la pobreza que hay, detecto mucha serenidad en el personal, y mucho respeto también. Ni me acosan por la calle como en Egipto, ni veo en la gente ningún tipo de crispación como suele verse en las grandes ciudades. Y esta tiene casi 20 millones de habitantes!

Salalah – Nhava Sheva


puesta de sol desde la popa del Coral

puesta de sol desde la popa del Coral

Salimos de Salalah por el Mar Arabigo para rodear Oman y adentrarnos en una de las zonas mas tensas del planeta, el Golfo Persico. Al Norte teniamos Iran, al Noreste Pakistan, al Noroeste Iraq y por ahi tambien andaba Kuwait, a nuestro Sur Arabia Saudi y en frente nuestro, en proa, los Emiratos Arabes. Ahi, en el puerto de Jebel Ali intentamos bajar, y por un fallo burocratico nos tuvieron todo el dia en inmigracion, en la policia perdiendo el tiempo, sin poder entrar al pais ni volver al barco, hasta que todo se soluciono y nos volvimos a nuestro querido CMA CGM Coral, con ganas de seguir disfrutando de la calma y la belleza del mar y de paso obviar la ultima escala, la de Karachi, Pakistan, para por fin llegar a la India. Et voila! aqui estoy en Bombay, que aunque parece muy interesante y rima con Hawaii no es un paraiso