la costa Oeste de Australia, de Perth a Exmouth


BR1 entre Grand Strand y Eagle Gorge, parque natural de Kalbarri

BR1 entre Grand Strand y Eagle Gorge, parque natural de Kalbarri


El 13 de noviembre me subí a un avión estacionado en el número 13 del aeropuerto internacional de Bali. El vuelo fue de lo más agradable pese a la extraña sensación que tenía al abandonar Indonesia, el país que me devolvió la felicidad extraviada en algún lugar de Tailandia, y Asia, el continente en el que he vivido los últimos 7 meses y 10 días. Mi corazón se va cargado de vivencias hacia un continente al que jamás imaginé que llegaría, Oceanía. Primera parada Perth, la ciudad más remota de Australia, al sur de su costa Oeste, a tres días en tren de Sidney. Primeras impresiones, positivas. Lo malo, los precios. Por lo que antes pagaba por un Bungalow con vistas al mar, ahora me dan un café y una madalena a la que llaman muffin, mucho más grande y sabrosa, eso sí. Por suerte mi primer alojamiento va a ser gratuito, en casa de Adrian, un australiano que como yo se estrena en CouchSurfing. Es su primera experiencia como anfitrión y la mía como invitado. Duermo en la habitación de su hijo, que vive a unos 300Km con su madre. La cama es cómoda y además tengo sábanas de Spiderman. Tras la primera noche, nos vamos con la pick up de Adrian a practicar un poco de remo a bordo de los dos kayaks que lleva en su remolque trasero. A menos de 40 Km de su casa empezamos a remar en una playa con pelícanos, nuestros kayaks pasan junto a un grupo de delfines que nadan cerca nuestro y al cabo de poco llegamos a una isla habitada por focas. Increible. Todo esto en mi primer par de días en Australia. Los dos siguientes los dedico a pasear por Perth y a buscar compañeros de aventuras con los que compartir un vehículo en el que conducir, y vivir, subiendo la costa Oeste. La más despoblada del despoblado y gigantesco país-continente. El 17 de noviembre ya tengo furgo y compañeros de viaje con los que compartir gastos y puestas de sol.
BR1 con el bigote de Movember en la parada de tren de Sherwood, en las afueras de Perth

BR1 con el bigote de Movember en la parada de tren de Sherwood, en las afueras de Perth


una cueva con vistas al mar en la salvaje playa de Red Bluff

una cueva con vistas al mar en la salvaje playa de Red Bluff


Mis socios en la aventura son Lucie, 32, profesora checa de eco-turismo enamorada de Nueva Zelanda, que lleva siete años fuera de su país; John, inglés afincado en Koh Tao desde que cumplió los 50 hace dos años, donde ejerce de “el instructor de submarinismo más viejo de la isla”; Gorana, 26, serbia nacida en Croacia y criada en un pueblo inglés al que no quiere volver, de momento viaja y trabaja en Australia; y Anja, 30, alemana que trabajaba para la Bayer en Colonia hasta que hace pocos meses dijo basta, ahora viaja y busca, como casi todos los que estamos en el camino. Los cinco viviremos dos intensas semanas a bordo de la Toyota de alquiler, cocinaremos y dormiremos juntos, haremos listas de la compra y discutiremos, conoceremos nuestras fobias y nuestras filias mucho antes de lo normal. Esquivando canguros y emus en la interminable carretera, veremos paisajes y compartiremos una experiencia vital a la que, aunque con nostalgia, siempre podremos volver.
Lucie, Gorana, Anja, BR1 y John, compartiendo nuestra ultima puesta de sol en Turquoise Bay, Exmouth

Lucie, Gorana, Anja, BR1 y John, compartiendo nuestra ultima puesta de sol en Turquoise Bay, Exmouth

8 Respuestas a “la costa Oeste de Australia, de Perth a Exmouth

  1. Ha de ser un gran canvi d’Asia a Australia eh. La cultura potser es torna una miqueta mes ‘normal’ pero segur que ja va be despres de tant de temps per Asia. Tambe els preus i la manera de viatjar canvien forsa eh. Sort amb l’aventura i vigila amb tots els bitxos australians! Per cert al final he comensat a fer el meu blog, si tens temps fes-hi un cop d’ull!🙂 una abrasada.

  2. En la foto de dalt ja sembles un veritable Australià…De Náufrago de Sapa a Cocodrilo Dundee! Això de llogar un cotxe amb desconeguts i fer carretera pinta molt bé…m’ho apunto a la meva llista dels meus To do’s…

  3. recuperar la felicidad extraviada!!🙂
    disfruta brunix, que la vida de jornadas laborales interminables en pleno frío otoñal en una ciudad con la mitad de la población enferma de gripe es un bajón!
    si en fin de año estás cerca de Japón, nos vemos!!

  4. Estaba pensando, cuando vuelvas a la civilizacion, vas a estar tan cansado que te vas a tener que tomar vacaciones….

  5. Querido Bruno, seguí disfrutando de esta hermosa elección en tu vida, de conocimiento, convivencia, amistad, y aventura. Adelante! Adelante! Para mi es una gran satisfacción. Besotes besotes, Bobe.

  6. Hola bobe, me encanta leerte con tanta energia y optimismo! Y ademas que sigas con internet y leyendo el blog cada tanto. Yo estoy en Broome, en el norte de la costa Oeste australiana, hoy camine por una playa de 22 Km de largo, no pude recorrerla entera!!

    Titi, las vacaciones tras las vacaciones deberian ser obligatorias!! aunque sea un par de dias haciebndo el vago.

    Varda! en fin de anyo creo que estare con Oscar por Tasmania o Sidney, a ver si se viene pronto tras la inauguracion de la tienda de Mimotica Micola en BCN.

    Cocuun, aqui Cocodrilo Dundee 2, quan vulguis ensenya`m la teva llista de doits i et donc alguna altra idea, a Australia n`estic agafant unes quantes!!

    Pol, felicitats per engegar un blog. Ja veuras, si t`agrada escriure i compartir, que val la pena.

    Un fuerte abrazo familia!

  7. Hola! Buff… feia temps que no entrava al blog, hi ha molta lletra! Molta il.lusió i molta energia positiva! M’agrada que segueixis així…

    Espero que l’Oscar de Mimotica tingui renovades les piles. Li vaig fer arribar una T-shirt Scanner per a tu…😀 Com que encara en tinc… Esta guay si la tens, oi?

    Espero que tinguis una molt bona entrada d’any nou i que la celebris encara que estiguis lluny amb el millor del que et fa arribar l’univers.

    Quantes aventures i quants nous amics!

    Un petonito.

    O.

  8. Queridos viajeros, mi hijito, Oscar, la Valquiria, etc. a todos les deseo muchas alegrías en este período de “sundowners”.
    Sigamos viviendo y disfrutando todas las lluvias y tormentas que el señor disponga enviar. Oleremos el perfume de la tierra mojada mientras nos estremecen rayos y relámpagos.
    “Carpe diem” Brunito. A galopar todo lo que apetezca y mucho más.
    Un abrazo.
    E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s