Java, personas y volcanes increibles


Borobudur y el Monte Merapi de fondo
Vine a Java por la gente. Mis amigos indonesios viven en la isla más poblada del mundo (124 millones de habitantes), por eso volé con ellos a Yakarta. Si no hubiese venido acompañado habría elegido Sumatra por su naturaleza y escasez de turismo, Komodo por sus dragones, Borneo por sus bosques o Sulawesi por su barrera de coral. O puede que me hubiese ido directo a Australia, porque después de 8 meses y medio de viaje, y de 7 en Asia, aunque me quedan países por ver en este continente (me quedo con las ganas de Filipinas y Japón, así como de recorrer mejor algunos de los países visitados) ya no me quedaban demasiadas energías para seguir por Asia. Quería pasar página. Cambiar de rollo. No es que me haya cansado de comer arroz y fideos, pero tengo que confesar que entre Bangkok y Singapur estuve a punto de tirar la toalla y volver. Un bajón emocional lo tiene cualquiera. Pero tranquis, que ya está superado, este mes de noviembre no me váis a ver el bigote de Movember por vuestra calle. Tengo otros planes. El primero de ellos terminar de disfrutar de Indonesia, el país revelación de viaje. El que, sin esperármelo, me está sorprendiendo más positivamente. Y eso que empecé por Java, a priori la isla menos paraíso de todas. De la capital, en la que solo estuve un día en el que hasta me invitaron a una boda… y fui, nos fuimos a Semarang, la capital de Java central, ahí pasé una semana fuera del alcance de mi Lonely Planet. El finde nos fuimos a Surabaya y a la isla de Madura a un festival de danzas tradicionales y carreras de toros! Mucho calor, algo de fiebre, bastante diversión, dormir en el suelo y conocer al gobernador. Unos primeros diez días en Indonesia muy originales que no os puedo recomendar porque lo mejor que tuvo fue la convivencia con mis amigos indonesios, más que los lugares en sí. Los segundos diez días en Java los dediqué a hacer el turista. Primero en Solo, ciudad que compite con Yogyakarta por ser el alma del país, donde tuve la suerte de asistir a un concierto privado de gamelan, la musica tradicional de Java interpretada de forma hipnótica por decenas de instrumentos tipo marimba y xilofono. Ya en Yogya, el volcán a 26Km despertó. Eso no impidió que pudiese ir a ver los templos de la ciudad, y los de las afueras como Prambanan y Borobudur. Mención especial al templo de Borobudur y a su enclave. El amanecer ahí, con la niebla alrededor y de fondo el Merapi echando humo no lo voy a olvidar. Lo siguiente fue visitar Wonosobo y Dieng, y respirar algo de aire fresco. Y a partir de ahí, una vez despedida no sé hasta cuando mi amiga Dewy, porque ella tiene que volver a Semarang a trabajar y yo siento que “tengo que” (quiero) seguir mi camino, me voy a por Java oriental. El paisaje lunar del volcán Bromo y su entrañable vecino con forma de flan, el Batok. Y al día siguiente el paisaje más extraterrestre que he visto jamás, el volcán Ijen y en el cráter su lago turquesa fumando el mismo azufre amarillo que extraen en canastos ultrapesados los esforzados mineros-sherpa de Java. Una isla llena de personas y volcanes increibles.
El Merapi echando humo visto desde Borobudur al amanecer

4 Respuestas a “Java, personas y volcanes increibles

  1. Bruno, aquí seguimos tus lectores fieles y agazapados (no siempre con tiempo o energía para comentarte, pero siempre con ganas de leerte). Hace días que no entraba y me he puesto al día con esta parte del viaje que parece ser la que más estás disfrutando. Qué desastre lo de Mentawai; es uno de los spots de surf más bonitos del mundo, y -a mi pesar para Mundaka- tiene esa izquierda magnífica y de nombre rarísimo: Macaroni🙂
    Semanas intensas de trabajo y el frío que viene y se va antes de que se asiente del todo. Días muy buenos y otros un poco desesperantes (siempre el mismo motivo: el trabajo).
    Haces bien en ir a Australia; a Japón vas a ir igual tarde o temprano, pero con lo lejos que cae Oceanía, cualquiera te convence de 25 horas de avión… Yo paso, de momento🙂
    Cuidado los bichos malos, ojo la cartera (jeje) y sigue con los ojos bien abiertos.

    Un abrazo de tu BCN crew,

    M

    • hola Marta! me alegra leerte🙂

      Pobres los Isleños devastados por el tsunami. Son islas tan planas q al único lugar q te puedes subir para intentar salvarte es a una palmera y, ni es fácil, ni es garantía. No sé por qué Dios castiga siempre a los mismos con lo mismo. Será un entreno para lo que les espera en el más allá?

      Efectivamente, me guardo Japón con el comodín del público y me voy a Australia el sábado, que tengo a Perth a tres horas y pico de avión (y mucho más barato q desde Occidente).

      Un fuere abrazo y nada de stress!! A hacer menos cosas… Y mejor!!

      Como decía aquél: Hasta siempre!!!

  2. Vaya tu en Java bailando con toros y en Java tecleando:
    public void main(String[] args) {
    System.out.println(“Hello World dels collons!”);
    }
    😉 Keep on rocking!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s