Indonesia, un pueblo acostumbrado a las catástrofes naturales


agitado octubre de 2010 en Indonesia

agitado octubre de 2010 en Indonesia


Indonesia es un país compuesto por 18.000 islas y 400 volcanes, 129 de ellos activos y el más activo de todos, lo estamos viendo esta semana, el Monte Merapi, que en indonesio significa Montaña de Fuego. El mega-archipiélago está sobre el Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica sacudida por unos 7000 temblores al año, casi 20 al día. La mayoría son imperceptibles. Unos pocos, devastadores. Como el que sacudió Sumatra el otro día y precedió al tsunami que azotó las diminutas islas Mentawai al oeste de Sumatra, acabando con la vida de al menos 408 personas y dejando a más de 4000 sin casa. El terremoto y el tsunami pasaron a más de 2000 Km de donde estaba, pero el volcán entró en erupción a menos de 30 Km de Yogyakarta, la ciudad en la que estuve los últimos tres días. Y aunque ya se haya cobrado, al menos 36 vidas, y haya provocado un centenar de heridos y una evacuación de 40.000 personas fuera del perímetro de seguridad a 10Km del cráter, aquí en Yogya todo parecía normal. A esta distancia no ha temblado el suelo, ni he visto lava, ni ha llovido ceniza y casi no se distingue la forma del volcán echando humo. A ver, la gente pregunta y se informa más. Los noticieros de la tele son seguidos con mucha atención. Alguno lo abren con imágenes a cámara lenta de las víctimas, música melodramática y, sobre lacito negro, el cartel en mayúsculas de PRAY FOR INDONESIA (REZA POR INDONESIA) o sea, que los medios sensacionalistas son otra plaga global. Por suerte la influencia que ejercen algunos medios de comunciación va disminuyendo a medida que avanza la era digital en la que internet reparte juego entre muchos más. Grandes medios, pequeños colectivos e individuos con voz propia. Una comunidad muy potente en el mundo y en Indonesia es CoachSurfing. Una red global que conecta viajeros con miembros de comunidades locales que ofrecen alojamiento gratuito, o simplemnente consejo. Todos los miembros de la pandilla con los que pasé el fin de semana de mi cumple forman parte de esta comunidad. Pero no solo. También se están movilizando este fin de semana para ir a ayudar a las víctimas del Merapi, llevándoles leche, pan o lo que necesiten. Son gente muy activa, positiva, curiosa, abierta y muy hospitalaria. Lo que me ha hecho pensar, recordándome a las historias de amor en medio de una guerra, que vivir en un contexto de peligro constante conviviendo con las catástrofes naturales y la muerte, puede hacer que se viva cada día como si fuera el último. Sin posponer lo que se quiere hacer. Sin perder tiempo en tener mal humor. Sin ahorrar la energía que pueda suponer sonreír o ayudar a los demás. Los indonesios e indonesias tienen la dulzura de los pueblos del sudeste asiático, la curiosidad y lucidez de los hindús, los principios del Islam, el empuje e iniciativa de los chinos, la ambilidad malaya y el respeto por la naturaleza y sentimiento de comunidad que suelen tener los pueblos isleños. Me gustan. Y no se por qué, pero intuyo que este país me va a marcar. Y tiene tanto por descubrir, que ya sé que no me va a dar tiempo en una sola visita. Todavía no me he ido del archipiélago con forma de sonrisa y ya pienso en volver. 🙂
parte de la crew con la que fui de Semarang a Madura pasando por Surabaya

parte de la crew con la que fui de Semarang a Madura pasando por Surabaya

3 Respuestas a “Indonesia, un pueblo acostumbrado a las catástrofes naturales

  1. Hola Bruno,
    No puedo estar más de acuerdo contigo. En todos los viajes que he hecho siempre se han magnificado las cosas que pasaban en el pais que visitaba, y siempre recíbia mensajes de preocupación desde España. No todo es como nos lo pintan en las noticias, no importa el medio. Doy Fe.
    Besos y disfruta de tu maravilloso viaje para que luego nos lo cuentes en tu blog. De esta manera disfrutamos todos! Gracias!

  2. hola, Bruno. Tengo a mi lado a tu madre, la Mary y una nueva fan tuya que es hermana de Jordi Catalá y madre de mi ahijada, Joana, y ahora llama tu hermana….No estés nunca en hospital porque no tenés forma de huir de algunas personas, en particular las señoras. Yo estoy podrido de esperar que pare el sangrado y no tengo fecha de salida. Muy lindas fotos y , sobre todo, muy lindos textos. Lo que te dije en mi último mail. Chapeau. Un abrazo y saludos de estas ménades (si no sabés, son las bacantes que acompañaban a Diónisos o Baco), Jorge

  3. porfi llamame es importante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s