en memoria del zeide


el Zeide en La Cumbre

el Zeide en La Cumbre

Se fue el zeide. Pero siempre quedará su fuerza, su valor y el amor de los suyos, a los que tanto quiso y apoyó en todo momento. Me siento afortunado de haber tenido un abuelo como él, un referente, un ejemplo de hombre de familia. Trabajador incansable, luchador invencible, apasionado por sus cosas y su gente. Ahora cuando me tomo una sopa y le añado pimienta, recuerdo que era su plato favorito. Cuando vea arenques, papa hervida y pepinillos en vinagre también recordaré emocionado como él los disfrutaba, en el paladar y en el corazón, al vincularlo con su Polonia natal. Y, evidentemente, el próximo asado que me coma en Argentina va a ser en su recuerdo. Me gusta la lluvia, el olor a tierra húmeda, los árboles, la madera, el verde, la naturaleza y eso lo comparto con mi padre, mi hermana, mis tíos, mis primos… y claramente viene de Abraham Sokolowicz, el zeide. Como dice mi madre: ejemplo de padre, abuelo, persona, empresario; coherente, valiente, cariñoso, sentimental. De alguna manera, con él se va una clase de seres humanos irrepetibles, signo de una época que también se fue. Todo mi amor va estos días para el zeide, y también para la bobe, su Clarita, con la que compartió toda su vida y que ahora queda al frente de la nave Sokolowicz y va a necesitar todo nuestro afecto: sabés que estamos ahí. Estos días estamos abatidos, tristes. Siento como si me hubieran extirpado parte de mi y después me hayan dado una paliza. Pero por muchas lágrimas que derramemos nada podrá con nosotros. Porque llevamos dentro la fuerza del zeide. Y así siempre será.

11 Respuestas a “en memoria del zeide

  1. Em va impactar molt veure la seva foto i, al mateix temps, és tendre. Hi ha coses que perduren, n’estic segura. Tens raó. Desitjo que tota la família estigui unida en aquests moments. Un petó.

  2. Querido Primo,

    Muy lindas palabras para nuestro abuelo y la familia. Tu homenaje fue leído en voz alta el día de hoy en un almuerzo familiar en honor al Zeide.
    Te mando un gran abrazo
    Tu primo
    Uri

  3. Hola Bruno,

    ostres sento molt lo del teu avi, t’envio molta energia positiva i la bufo amb força cap on estiguis.

    Tornaràs, no?
    Quina aventura🙂 A passar-ho molt bé!!!

    Un petó ben gran!

  4. Hola Bruno!

    Sento molt la teva perdua. Un petó!

  5. Gracias por las palabras de apoyo!

    aquí van las que Judith Said le ha dedicado a través de Facebook:

    “Querido Bruno, acompaño tus sentidas palabras, se fue tu abuelo, es parte de una historia que excede lo familiar, alcanza lo laboral, las amistades, a todos nos dejó enseñanzas de vida. Siento la obligación de transmitirle a sus nietos y bisnietos que este importante hombre fue ejemplo de entereza en los momentos que sólo se enfrentan con garra, fue un ejemplo de generosidad hacia los trabajadores y amigos. Jamás aceptó que se le agradeciera esos gestos. “a los amigos no se les agradece” solía decir. Ojala quienes lo acompañamos en su vida, familiares y amigos, seamos dignos de su ejemplo y valentía y del amor a su familia, en especial el infinito amor a su compañera de sesenta y tres años, Clarita.
    Te abrazo y te acompaño en ese momento de dolor y te cuento que la ceremonia fue una despedida tal como él lo deseaba. Puede descansar en paz, tiene una descendencia fiel a sus principios. Hasta pronto.”

  6. Brunino… siento mucho lo de tu iaio. A Varda la pude abrazar, tú quedas un poco a desmano🙂 pero el abrazo era para los dos. Recuerdo uno de tus viajes a Buenos Aires en los que le habías comprado arenques -que los de aquí son bien buenos- y estabas rallao por si te los quitaban en el aeropuerto, y venga darle vueltas, y los tapabas para que llegasen bien sin chafar. Tus cuitas arenquiles resumen en un gesto sencillo el amor a un abuelo. No sé qué tienen los abuelos, que se nos mueren y nos destrozan. Es una muerte que duele diferente.
    Te echamos de menos,
    Marta

  7. Beatriz de Tenerife

    Querido Sobrino 2º: La diferencia de sentimientos es tan grande cuando fallece alguien de la propia sangre que es una ironía decir “lo siento mucho”. Nos tocó vivir tantas cosas duras y otras no. Siempre ahí Abraham y Clarita con tanto amor. Seguro que en el más allá donde los relojes no existen y el tiempo no pasa, él estará descansando y cuidando a sus seres queridos. Te abrazo fuerte. Muchos besos a tí y a mi querida familia.
    Bea, Mario, Facundo, Rayco y Marito

  8. Hola Bruno: soy la mamá de tus primos Gastón y Uriel. Nunca te vi de adulto, salvo en fotos, por lo que, para mi, seguís siendo “Brunito”. Han pasado meses desde que el zeide se fue. No pude pude acompañar a mis hijos en ese momento duro, pues estaba en Bolivia visitando a mi hija y ahí me llegó la noticia. Tengo el consuelo de haber estado en dos oportunidades con él, el pasado año: siempre ocurrente y con un humor afectuoso e inteligente, propio de los corazones grandes, fuertes y generosos. El zeide fue un enorme ser humano. Como tú bien decís, de valores y actitudes que hoy cuestan encontrar . Pero ustedes lo continúan y él trasciende en ustedes.
    Un abrazo
    Cristina

  9. He leído por casualidad tu escrito y aunque no te conozco de nada tus palabras trasmiten perfectamente el amor que sientes por tu abuelo. Enhorabuena por tus sentimientos, seguro que te hacen fuerte a ti y feliz a él.

  10. Bruno, yo fuí uno de los enfermeros que atendió a tu abuelo, gran persona, te envío un abrazo y saludos a Clarita.
    Carlos Moya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s