medio año viajando y una semana pedaleando


la vida es como una bici, tú pedaleas y le das el sentido que quieras

la vida es como una bici, tú pedaleas y le das el sentido que quieras


Hoy se cumplen seis meses de viaje y, tras barcos de carga, trenes, buses, botes, barcas y alguna moto de alquiler, ahora voy en bicicleta. Y hoy también hace una semana que me la compré. Por $50 la bici, el candado, un inflador, la canasta delantera, el soporte trasero, dos gomas elásticas para sujetar la mochila y una cámara de repuesto. No recuerdo comprarme nada que me hiciera tanta ilusión en los últimos tres años. Y lo bonita que es! Pero esto no es una oda al consumismo, ni mucho menos, no pierda el tiempo, la energía y el dinero comprando cosas inútiles, disfrute de lo mejor de la vida, que no tiene precio: el amor, las buenas charlas, el paseo, la lectura, la contemplación. En todo caso sería una oda a la bicicleta como herramienta para ver el mundo de más cerca, viajar despacio, parar donde uno quiera, salirse del lado turístico, oler y oir los países por los que uno pasa (de momento Camboya en mi caso). También da para depejar la mente y hacer deporte al mismo tiempo. Si este viaje me esta limpiando por dentro, ahora la bici me va a poner a tono por fuera. De momento en una semana ya tengo mejor color y parece que el cuerpo quiere empezar a redibujarse. Hasta ahora he recorrido por mi propio pie 110Km en dos días (día 3 de descanso en Travie donde fui a ver los delfines de río), y 130Km en tres días, (día 7 de descanso en Stung Treng ya a solo 60KM de la frontera de Laos). Por el camino, miles de camboyanos viviendo en sus casas a ambos lados del camino sus vidas rurales a orillas del gran río Mekong. Cultivando arroz con sus búfalos de agua, teniendo muchos hijos y todo con un biorritmo ceñido a la luz diurna. A las 5, arriba y a las 9 de la noche, a dormir! Como no hay hoteles en el campo, estas dos noches las dormí, una en una habitación que tenían en una casa-restaurante de O Krieng por la que me pidieron $2 y la otra, en la terraza de madera de un bar de Sambor en frente de un templo budista y con vistas al Mekong donde por fin estrené mosquitera y saco de dormir y donde no me pidieron dinero. La familia del bar, madre, padre y tres hijos, durmieron a mi lado con su repectiva mosquitera, los cinco bajo una red doble. El saco me salvó la espalda del contacto directo con la madera y la mosquitera de los bichos. Ni un mosquito me picó! Contento, sigo mi camino por el mundo, en bicicleta.

13 Respuestas a “medio año viajando y una semana pedaleando

  1. hoy efectivamente hace 6 meses de aquella noche de invierno y con lluvia en que te fuimos a despedir al puerto de barcelona…y todo lo que has hecho desde entonces. evidentemente la bici es una excelente compra. siempre una bici es mucho más que el propio objeto y me alegro de que lo vivas así, por esos caminos de camboya. muchas felicidades por este cumple medio año!!

  2. Ei… molt bé!

    M’equivoco… potser és una altra… o a Ha Long vas recuperar la pulsera???

  3. Que emoción, hasta tus posts se han vuelto mas vivos con la nueva bici! Que inversión!

  4. feliz 6º mesuario o mesario y si vienen más que los disfrutes tanto como veo que has disfrutado estos 6.
    Muchos recuerdos.

  5. Ole – ole!

    Me alegro leer este relato y mucho.

    Un beso

  6. Me dá curiosidad saber: Cómo describirías los sonidos del camino, de alguno de los caminos que estas tomando en bicicleta?
    Me encantaron las fotos de los chicos colgados de la higuera!

    Que ganas de viajar das!! y ahora de PEDALEAR TAMBIËN!!
    Felicidades por los 6 meses.

    • los sonidos del camino: shhhh, cric-cric-cric, mmmuuuu (…) fffffff, nyyyic, plop-plop-plop (…), silencio y algun toyota o lexus pasando a toda leche, nyaaaaauuuuu… y los ninyos, heloooou, heloooou, gooodbye, goodbye!

  7. Bruno, hice la misma ruta hace dos años. Despues baje siguiendo el mekong hasta el mar en vietnam, es una maravilla. Para dormir los templos budistas son a veces la mejor solucion, siempre acojen al viajero y muchas veces hay alguien que habla ingles.

    suerte!

  8. Sí que es nota aquesta eufòria bicing i me n’alegro molt “periodista de món.” Ho veus! Al final serà un viatge fantàstic aquest! Encara me’n recordo quan em vas comentar que volies viatjar pel món…

    Mig any… i a mi encara em queda la Índia i/o Àfrica. A l’Àfrica si puc, m’apunto o ens apuntem uns quants!🙂

    Una nota, no crec amb l’enveja, no crec que sigui positiva: ni l’enveja de parella, ni l’enveja de bens materials, ni l’enveja fa mal. Només fa falta llegir Hamlet- Shakespeare.

    Mai hi he cregut, en canvi, crec a l’inversa per poder fer que misteriosament es cumpleixi el que vols.

    Estic trista aquests dies, he tingut una recaiguda.

    Un petó… Muak- Muak- Muak-Muak———-

  9. Hola hijito
    Ya ves, no te atrae el consumismo pero tenés una “Jaguar” y además verde británico. Seria bueno, aunque difícil, poder conservarla.
    Veo que te estás poniendo muy cachas. Eso va a aumentar en un 35% el ya alto nivel de ligue!
    No te picó ni un mosquito porque no son tontos. Quieren seguir viviendo…
    Y ahora lo más importante: la bici tiene timbre o bocina?
    Abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s