Hoi An y alrededores, explorando y disfrutando… hasta del mundial


Cham Island

Mi mapamundi se expande hacia el Este. Nunca había llegado tan lejos, a un punto tan oriental del planeta como Hoi An, en la costa central de Vietnam. Un encantador pueblo con influencia china, japonesa y francesa. Encantador. Con mucho charm que diríamos en inglés o caliu en català. Es la capital vietnamita del buen comer y de la ropa por encargo. Restaurants para todos los bolsillos y sastres que en 24 horas te hacen un traje, unos zapatos o lo que se te ocurra (como las sandalias de agua verde y naranja de la foto de abajo que me hice en un arrebato colorista). Hoi An es un lugar para detener el tiempo y disfrutar. La playa de Cua Dai es larga y de arena fina, y algo bastante poco habitual en el sudeste asiático: de agua refrescante. Esas son las cosas que uno aprende charlando con otros viajeros, como Josh de Australia, Lucas de Suiza, Sergi de Catalunya y Oscar de Argentina, con los que alquilamos unas motos (3$ al día la manual, 4$ la automática) para irnos hasta los templos de My Son, bastante destrozados por el paso de los siglos y de los bombarderos norteamericanos. Con mi pandilla ocasional también vi unos cuantos partidos del mundial. Qué locura que tienen en Asia por el fútbol, no se puede creer. En la India no había manera de seguir al Barça en la Champions, cricket por todos lados. Pero en Nepal, China y Vietnam, la gente esta tan loca por el fútbol como en Europa o en América del Sur, o más. Plazas con centenares de sillas llenas de vietnamitas ante pantallas gigantes con los partidos a la una y media de la madrugada, hora local. Bares abiertos hasta las tres de la madrugada, o cuatro en caso de prórroga y penaltis. Y en la Isla de Cham, donde a las 11 de la noche cortan la luz y los pescadores y sus familias se van a dormir (y si quieren luz usan velas o baterías), ahora, durante el mundial vuleven a darle al interruptor de la central del pueblo para que todos puedan ver los partidos. Al revés de lo que me pasó en Hué, mientras veía la semifinal de España contra Alemania con unos madrileños muy simpáticos, una catalana, una alemana y una austríaca neutral. Durante el descanso, con el 0-0 y toda la emoción, apagón general en toda la ciudad. Ni tele, ni radio, ni internet. El gol de Puyol nos llegó por SMS. Un viaje repleto de primeras veces.

BR1 de Hoi An a My Son

5 Respuestas a “Hoi An y alrededores, explorando y disfrutando… hasta del mundial

  1. Doncs… Diumenge, és el meu sant! 11 de juliol dia del final del mundial! Què fort això de la llum… i m’encanta alhora! Segur que dóna que pensar sobre occident que sempre estem connectats a la corrent…

    (Guay SMS, la veritat sorpren que anem tan bé de futbol, uau! Un mundial! Si ZP pogues… ho incluria al parlament). T’imagines?,

    Un petó!!

  2. IN-CRE-I-BLES Paisajes, historias, anécdotas. Se te ve super felíz y seguramente estés en tu salsa, explorando como un investigador espontáneo.
    Por cierto: Tus chanclas molan! y de la moto qué decir!!
    Un abrazo Bruno

  3. Brunito pese a las autocríticas y al reconocimiento de la imposibilidad de concretar utopías veo detrás tuyo el cartel con la bandera que tiene la cara de Ho Chi Min y a su lado la hoz y el martillo y pierdo toda la racionalidad… Creo que es un fenómeno típico de la tercera edad…
    Un abrazo y seguí disfrutando de la arena fina.

  4. Hola Bruno! Es la primera vegada que t’escric des que te’n vas anar. No he mirat tant com voldria el teu blog, però tot el que he vist i llegit m’agrada molt. Em fas una mica d’enveja…
    Ara només et vull felicitar pel nou reconeixement rebut per ScannerFM. Espero que això et doni anims per tornar a la vida normal i mes avorrida de Barcelona, sobretot perque arribara un moment que tindrem moltes ganes de veure’t en persona.
    Un petó molt fort i segueix passant-ho tan bé i explicant-nos-ho.

  5. Hola, Bruno:
    hoy recibimos la buena noticia: felicitaciones por el reconocimiento a Scanner FM y felicitaciones por el blog del viaje. Y las fotos, maravillosas.
    Y sí, piano piano, ya llegaste lontano.
    Un abrazo muy grande de Juan, Elida (también la tenemos aquí, siguiendo tu viaje) y Mary.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s