Chengdu, la tierra de los osos panda


la dura vida del oso panda gigante en Chengdu

la dura vida del oso panda gigante en Chengdu


Lo dicho, cuarenta y cuatro horas de tren después de Lhasa, llegué a Chengdu, la capital de la provincia de Sichuan. Me fui al Sim`s Cozy Garden Hostel, una maravilla de albergue regentado por Sim de Singapur y su mujer Maki de Japón. Internet gratis, jardín central muy agradable, información de todas las actividades interesantes de la zona y pantalla grande para ver algún partido del mundial. Lidia me lo habia recomendado. Y yo se lo recomendé a los cuatro ingleses que quedaban conmigo de la excursion al Tíbet: Adelle, Tom, Maxine y Sean. Cuando me disponía a dar una vuelta en bici por la ciudad, me encuentro a Goar, el canario que viajó conmigo en el carguero de Egipto a la India y con el que compartí las primeras dos semanas de Bombay a Hampi. Hacía dos meses que no nos veíamos así que nos teníamos que poner al día. Me contó que se quiere quedar a vivir en China un año para aprender chino mandarín. Con un buen nivel de inglés hay bastantes oportunidades para trabajar como profesor y dar clases a los millones de chinos que no saben nada de inglés (la mayoría). Y él lo va a intentar. Le conté mis planes, le deseé suerte, nos dimos un abrazo y se fue para Beijing. A la noche fui a ver con mis amigos ingleses el teatro de las sombras chinas y las máscaras y después nos fuimos a cenar el plato de la región, el Hot Pot. Una especie de fondue china en la que se pone dentro de la super olla de todo: fideos, algas, carne, verduras… Muy divertido y muy picante. Al día siguiente me fui a ver a los pandas al Chengdu Research Base of Giant Panda Breeding, centro donde los crían, los cuidan y hacen divulgación sobre el mundialmente conocido oso panda gigante, ese perezoso y entrañable comedor de bambú, y lo mismo con el no tan famoso pero muy reivindicable panda rojo, también conocido como panda menor. Así que Marta, ya sabes donde ir si quieres ver de cerca al firefox. Es muy bonito, pero ojo, que por muy herbívoro que sea tiene mucha mala leche.

2 Respuestas a “Chengdu, la tierra de los osos panda

  1. Ohhhhhh!! Que monuuus aquests Pandas! M’encanten🙂

  2. ¡Qué maravilla el de la derecha, que tiene el culo tan gordo que se cae para atrás! ¡¡¡Panda gordopilo!!!!!! ¡Me gustan mucho! No tanto como los pandas rojos, por supuesto, NADA me gusta más que un panda rojo apalancado en su rama con ojillos de botón brillantes.

    He entrado al blog porque estaba leyendo frases de Groucho Marx y he encontrado ese clásico nuestro: “Estos son mis principios, pero si no le gustan, tengo otros”. Pues claro que sí.

    Por aquí van pasando muchas cosas, pero todas “occidentales”🙂 Al Mundial no me engancho hasta los octavos mínimo. Sigo avanzando poc a poquet en el Iyengar, no tanto como me gustaría.

    Hoy he comido marranadas, algo muy raro en mí, que también estoy en la senda del pan de espelta y la pasta de kamut😉

    Once y media de la noche ahora, voy a escuchar un rato Violent Femmes y luego al lecho.

    Espero poder escribirte pronto y con calma,

    Un abrazo

    M

    ps: Como si esto fuera un programa de Telecinco, “aprovecho desde aquí para saludar” a tu señor padre, del que recuerdo mucho y muy bueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s