Varanasi, la ciudad sagrada a orillas del Ganges


Varanasi, los crematorios y las escalinatas a orillas del Ganges

Varanasi, los crematorios y las escalinatas a orillas del Ganges


Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte. No estoy 100% de acuerdo, pero eso es lo que les debe pasar tras sumergirse en las aguas del río Ganges a su paso por Varanasi. Ellos, habituados a sus bacterias como nosotros a las nuestras, se dan sus chapuzones purificadores en un Ganges tirando a marrón como si fuera las piscinas Picornell. Y me da que estan bien sanos. Varanasí es el nombre oficial de esta población al norte de la India y también su nombre antiguo, en sánscrito. Las lenguas locales (hindi, urdu) la llaman Benarés. Mi paso por la ciudad sagrada para hinduistas, budistas y peregrinos de diverso pelaje, incluidos los mochileros como yo, fue, como no podía ser de otra forma, intenso. Nuevos amigos con los que compartir esta experiencia singular. Madrugones a las 4.45 am para ver los ghats, las escalinatas que bajan al río, en su máxima ebullición, con cuerpos ardiendo en los crematorios. Una clase de yoga de lo mas dinámica que he hecho nunca, como mezclada con gimnasia de la de uno-dos, uno-dos. La conjuntivitis de mi vida, con mi ojo izquierdo contagiado y los dos de Demitra tambien (en el próximo capitulo se contagia una tercera persona). Y una atmósfera ideal para los ojos: polvorienta, contaminada, con cenizas de los crematorios y con calor salvaje de hasta 45 grados. Pero nadie ha dicho que la búsqueda de la belleza y la verdad sea un camino de rosas. Tres dias intensos de tren más cuatro de Varanasi, más otro para llegar por tierra a Nepal (ver itinerario en el MAPA), son mi capítulo final en India. Namaste.
A la vaca sagrada se le da de beber en la fuente de la ciudad sagrada

A la vaca sagrada se le da de beber en la fuente de la ciudad sagrada

3 Respuestas a “Varanasi, la ciudad sagrada a orillas del Ganges

  1. A pesar de las conjuntivitis, yo veo un cambio en la mirada y unas imágenes más agudas, más bellas, y con más humor y amor.

  2. Digue’m bleda…però fa un any vaig anar a la Índia, i ara plorava llegint els teus relats…d’emoció, de recordar exactament totes les sensacions que descrius, de sentir de nou les olors, les sensacions, els sorolls, els silencis interminables als ghats…va ser realment increible, i segur que per tu també ho ha estat…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s